Las tres edades de Plutón

Las tres edades de Plutón

En Plutón no medimos la edad como en la Tierra. Yo tengo 183 años, es la suma de las tres edades contenidas en mis ojos ahora. Puede que varíe mañana. Allí nadie pregunta la edad como hacen en la Tierra. Basta con mirarse a los ojos. Las tres edades son: edad blanca, edad de los colores únicos y edad negra.

La edad blanca o ‘edad de las cosas soñadas’ se ve en el tono blanco de los ojos. Las personas que duermen bien tienen edades muy altas y ojos muy blancos.

La edad de los colores únicos se parece a la edad de la Tierra. Depende del color del iris de cada persona y de cuánto brille. Es ahí donde se esconde la personalidad con la que nacemos, la que desarrollamos con los años y la que se apaga dos segundos después de.

La edad negra o ‘edad de las cosas pensadas respirando’ está en la pupila. Llega a ser infinita en algunos momentos, sobre todo cuando los plutonianos o las personas están como en otra parte, abstraídos. Y crece con todos los pensamientos que se meditan de verdad.

En la Tierra no puedo decir que tengo 183 años o 529 años. Nadie me creería. Así que cuento las arrugas que se van formando alrededor de mis tres edades y así sé mi edad terrestre. Sin embargo, puedo leer los ojos de las personas y ver como han sido sus tiempos.

Eso que llaman amor aquí, en Plutón se llama sincronía y se da cuando dos personas se miran una vez y luego otra y así sucesivamente. Y todas las veces sus tres edades están sincronizadas, son complementarias. Pero esto es difícil de explicar, hay cosas que es mejor ver con los ojos, sin números ni palabras. El día que me fui de Plutón, escribí en una de las raíces arboladas esto:

 

Te me has clavado en los ojos

como la aguja de un reloj

a ver a qué dedico yo el tiempo ahora

si no es al corazón.

 

Creo que para comprender el amor plutónico, primero hay que entender la forma de verlo.